Del 13, que es presente y pasado.

Solo tienes que buscar el bullicio de la ciudad para darte cuenta que la urbe mata.

Encontraremos cientos de historias de buenos ciudadanos en grandes ciudades, y digamos que podríamos encontrar las mismas de malos ciudadanos. Allá donde la balanza se inclina más de un lado, otro lo compensa, y a su vez da igual, pues unos no afectan a otros, son inmóviles, pero ofrecen consuelo al que se siente desubicado, te puede pasar que vayas al sitio que anhelas y te decepcione, o igual simplemente, te han hecho así.

Bueno y malo es relativo, y una vez que superas la barrera de clasificar las cosas como positivas o negativas te das cuenta que ni siquiera el realismo existe.

Cuantas veces oímos que la realidad es así… y lo aceptamos, punto para los que han querido que pienses eso, pero lo cierto es que la única realidad en la que creo es la que nos convierte en prisioneros de un sistema.

Puedes pensar que el chico que te gusta te corresponde, puedes imaginar infinitas situaciones, pero no dejaras de ser un pardillo al que los cuentos de amor hicieron mucho daño pues la realidad es que no siente lo mismo, y enhorabuena para la otra cara de la moneda, los que si se corresponden, pero ni siquiera ellos son felices, pues cuando tienes a tu lado a la persona que quieres, y te quiere… puede que te asalten las dudas. O puede que hayas sido agraciado con un amor verdadero, con respeto, dedicación, y todas esas palabras que se han inventado para hacer entender al otro que el otro respeta tu libertad.

Cuando aceptas que todo es parte del todo, la has cagado, y a la vez te sentirás muy vivo, aunque con ganas de morir.

Vivimos en una sociedad deprimida porque han escuchado a charlatanes durante años.

Y los más tontos de la clase son los que mejor nota sacan, y ya deberías estar aplicando por tus propios medios la compensación, seguro que hay una gran persona con grandes notas cuyos méritos importan bien poco en otro lugar del mundo con otros valores y otras prioridades.

Lo cierto es que un mundo que podría ser maravilloso, es una puta mierda.

Kaly

Del chiste del Quimicefa.

A veces pasa que el público no entiende el chiste, y dicen, “que malo”, esto le sucedió recientemente a @Kalyruedas tras su polémico chiste del Quimicefa.

La opinión pública lo rechazó por ser una crítica a la modernidad que hoy reina en nuestros valores, y el humorista se vio condenado al ostracismo.

Unos minutos después hemos conseguido reunirnos con el polémico discapacitado para preguntarle cual fue su intención al escribir ese chiste.

Pues estaban por venir los Reyes, y ya sabemos que si son Reyes, pues hay que gastar, y allí estaba yo, pensando en que nueva cámara pedirle a los Reyes, porque hay unas cámaras Lomo nuevas muy chicha, y luego está la Gropo esta, que si me la pongo en la silla verás que planos ahí adelantando a la gente y bueno, el caso es que de pronto fui consciente que estaba viendo un vídeo, de un tío abriendo una caja, y empaticé con ese muchacho, lleno de ilusión, abriendo su paquetito, y como el hecho de grabar eso, le había conllevado a perder la esencia de abrir el paquete, que es sacar las cosas ahí a lo mecagüen y dejarlo to empantanao y esto pa aquí, y esto pa allá, y su jooooooder, pero si viene con… ¿Esto para qué coño vale?

Pues todo esto que ese muchacho no estaba disfrutando con su nueva cámara, porque con la anterior que había pedido para grabarse abriendo la nueva, con esa sí, con esa sí que había disfrutado, pues todo eso a mí me inspiró sobre como la evolución de la especie nos ha llevado a grabarlo todo, y querer dejar constancia de todo, incluso a veces no disfrutando de las cosas porque estás grabando esa cosa y dije… a tomar por culo, la sociedad necesita volver a disfrutar de las cosas, para que yo pueda fotografiarlas, porque yo soy fotógrafo ¿lo sabía? Es que luego la gente es muy mala, y va por ahí diciendo cosas y yo me dedico a la fotografía, que si es cierto que fui un tuitstar frustrado hace algunas horas pero, lo mío, mío, es la fotografía

Aún desconocemos si la sociedad perdonará algún día a tan peculiar personaje, pero lo cierto es que, el humor al igual que el drama, va por barrios.

Kaly

De prohibiciones.

Como solo eran unos críos, a nadie le importó.

Tras meses de obras en el pueblo  por fin el puente estaba construido. Una espectacular obra que salvaba el rio y comunicaba por fin el pueblo con la ciudad. Era la guinda a un proyecto que pretendía Ciudizar* el campo.

Los chicos y chicas del pueblo habían aguantado meses de obras, sin poder gamberrear apenas, por las molestias que ocasionaban excavadoras, trailers, y esas mierdas.

En pleno discurso del ministro de turno, los niños empezaron a hacerse hueco entre los adultos para cumplir su sueño, pero algo los retuvo de golpe.

“Prohibido saltar al rio desde el puente”

¡UNA PROHIBICIÓN!

Sus hermanos mayores les habían contado tantas historias sobre las prohibiciones que una vez que tuvieron una delante… se echaron a temblar.

El hermano de uno nunca había vuelto al pueblo por saltarse una, el de otro, murió, y más de la mitad no habían podido ver a sus amigos en meses también por lo mismo.

Entre enhorabuenas, aplausos y fotos, unas caras adquirían la más triste de las expresiones.

Como solo eran unos críos, a nadie le importó.

Al día siguiente, los niños y niñas se reunieron en el rio. Observaron el puente durante horas, trepaban unos metros por sus pilares, y se lanzaban al rio, cada uno llegó un poco más alto y más hondo que el anterior, comprobaron, que era mucha la profundidad hasta llegar al fondo, descubrieron, que si un muchacho vigilaba la carretera, se veía venir cualquier vehículo en ambas direcciones…

¿Por qué estaba prohibido saltar del puente? No podían entenderlo, y preguntaron.

A sus padres, madres, tíos, abuelos, primos, hermanos… hasta al alcalde.

Como solo eran unos críos, a nadie le importó.

Tras un acalorado debate, se llegó a una decisión.

Buscarían una piedra, la más grande y pesada que pudieran, más alta que el niño más alto, y más gruesa que el niño más grueso. Y cuando la encontraron, la subieron al puente, y cuando la lanzaron, los chicos que buceaban comprobaron que incluso la piedra más alta y más gruesa que cualquier niño o niña del pueblo llegaba al fondo descendiendo suavemente.

Decidieron posteriormente que todos debían saltar a la vez, y lo hicieron… nadie murió, se lesiono, ni resulto castigado. Habían ganado a la prohibición, se habían convertido en revolucionarios.

Como solo eran unos críos, a nadie le importó.

*Ciudizar: Dícese de la acción de convertir en mierda lo que antes era un lugar tranquilo.

Kaly

Prólogo.

Comienza con una lápida en un cementerio.

“No supe dónde ir”

Un árbol da sombra a mediodía, y un pequeño charco de agua estancada humedece la tierra en la que la hierba solo permite leer el nombre y el día que vino al mundo nuestro protagonista, porque esta historia… comienza por el final.

Zacarías Renfo nació el 1 de mayo de 1996, unos dicen que fue en Madrid, otros que fue en Madriz, puede parecer un mero debate ortográfico pero lo cierto es que, tras los disturbios acontecidos el, curioso, 1 de mayo de 2015, la ciudad quedó dividida.

Una de las personas cercanas a Zacarías cuenta:

“Tiene gracia, muchos hechos de la vida de Zacarías son irónicamente contradictorios, llegó muy lejos, y nunca necesitó dar un paso”

Volvamos al cementerio, un lugar tranquilo, la tumba, algunos lugareños aseguran que está vacía, está ubicada en una plaza dentro del conocido como Panteón del Pueblo, donde descansan los restos de otras personas que como Zacarías, vinieron a este mundo para cambiarlo.

Kaly

De los panaderos de Polonia.

Recientemente se ha encontrado en Auschwitz (Polonia) una saca con cartas que recibían en el campo de concentración mientras este estuvo en funcionamiento entre los años 1940 y 1945.

Cartas de familiares, de los Nazis y hacia los Nazis, mensajes anónimos o peticiones del pueblo, se mezclan con una carta que obtuvo una respuesta certificada de los altos mandos Nazis.

La carta, recibida el 9 de Diciembre de 1941, fue remitida por el gremio de panaderos de Polonia. Y dice así:

“Hola… ¿Y qué tal?

No hace falta ser muy listo, y nosotros no lo somos, para darse cuenta que habiendo hornos todo el día encendidos, no hay pan. Sin ánimo de importunar al Führer en su lucha, nos preocupa la cantidad de bollos que consumen los judíos en sus campos de reeducación.

¿Sería posible concertar un envío de masas, que nosotros mismos hemos preparado, para hornear mientras hacen los bollos para sus prisioneros?

Atentamente, El Gremio de Panaderos de Polonia”

La respuesta del mando Alemán, no se hizo esperar, y aunque, lógicamente, el original está en paradero desconocido, los alemanes guardaron una copia de la respuesta grapada junto a la carta de los panaderos. Decía así:

“Estimados Caballeros, lamentamos comunicarles que no está el horno para bollos” 

Kaly

De Informes de la NASA.

La NASA informa en su pagina web que la fuerza gravitacional de la tierra atrapará en el año 2015 las piernas de Irene Villa, en órbita desde el 17 de Octubre de 1991 (4 años antes del Big Bang contemporáneo).

La agencia norteamericana ha confirmado, tras varios años de observación, que los restos de la “mocha” no se desviarán de la tierra, como sí ocurrió en 2005 con Carrero Blanco.

A pesar de que aún la NASA no ha facilitado información sobre posibles puntos de impacto, diversos astrónomos alertan sobre el peligro de que las piernas caigan en La Meca, lo que confirmaría que Irene Villa es Dios.

Kaly

De no usar en caso de incendio.

A veces la vida no es justa. En realidad el “a veces”, es un recurso lingüístico para disfrazaros un poquito el hecho, y tú lo sabes tan bien como yo, que la vida no es justa.

El mundo no está preparado para las personas con discapacidad, seas cojo, ciego, mongolito, o sencillamente subnormal, este mundo no está pensado para ti, y cuanto antes lo asumas, mejor.

Y como para nuestra desgracia, vivimos en España (es un recurso dramático, obviamente es una suerte nacer discapacitado en España y no en Esparta) y España es a su vez el país del… No tengo ni puta idea pero yo, opino, pues nos vemos en un lugar no pensado para nosotros rodeados de personas que si piensan que está preparado.

He conocido tanta gente “chachi” con los cojos que a veces he llegado a pensar que empezaba a cambiar la suerte de nuestro colectivo. Pero todo era un espejismo.

No solo no avanzamos, retrocedemos.

Cuando te interesas por el mundo, cuando amas a las personas, entiendes que lo de Adolf no estuvo bien, que los genocidios no molan y los nazis tampoco.

Y para un discapacitado, nada más nazi que un “No usar los ascensores en caso de incendio”.

Los recortes en políticas sociales solo traerán mas injusticias a un mundo de por sí, ya injusto.

Kaly

De no tener ni idea.

Anoche tuve una revelación.

Entendí que el problema de esta sociedad no cabe en un texto que empiece con, anoche tuve una relevación y entendí que el problema de esta sociedad no cabe en un texto que continúa sin acercarse a los problemas de esta sociedad.

Porque los problemas de esta sociedad, son diferentes a los de aquella sociedad, ¿Y cuál es la sociedad correcta?

Es aquí donde está la fácil solución, no tengo ni puta idea.

En un ejercicio de unidad planetaria gritemos todos al unísono.

¡NO TENGO NI PUTA IDEA!

Vale, ahora que todas las personas tenemos conciencia de nuestra ignorancia empecemos a escucharnos.

Kaly

De indirectas.

Lo bueno de no hacer nada, como siempre digo, es que tienes todo el tiempo del mundo para pensar, los hay asustados por este motivo, y los hay que aceptamos nuestra pequeñez en esta película.

Digamos que hay una categoría de temas “socialmente aceptados” y más cuando nos machacan horas y horas con ello en la televisión.

La tele se ha convertido en un fabrica idiotas, pon un modelo en la ella y tendrás unos cuantos subnormales imitando su forma de hablar, su forma de vestir, y su actitud respecto a los demás.

Esa gente, que vive de lo que ve en la tele, necesita un argumento al que agarrarse cuando para su desgracia, en sus vidas se cruzan los enemigos de la Idiocracia, y este argumento es una amalgama de frases del tipo… flipo con la peña, vive tu vida y déjame vivir la mía, como te aburres colega,  a veces, te confirman insultándote personalmente que has llegado lejos en la reflexión. Pero fuera de su ataque preventivo no hay un argumento.

Conocí una persona que me acuso de usar las redes sociales para lanzar indirectas pero que luego a la cara me cagaba y salía corriendo…

Y ahí me quede, no avancé… le di más y más vueltas al asunto, pensé y pensé en las indirectas y el efecto que tienen en las personas.

Criticamos a los que lanzan indirectas pues son puyas que se ponen en el aire anónimamente, y es ahí donde yo encuentro su grandeza, leo a diario indirectas, de unos hacia unos, de otros hacia otros, las leo, y… no me doy por aludido.

Y es ahí donde está la magia de la indirecta, llega a la gente que no tiene la conciencia tranquila, creo que no debemos enfadarnos con la gente que lanza indirectas, debemos enfadarnos con nosotros mismos por habernos convertido en personajes y no personas.

 

Kaly

De un pequeño hueco.

Acurrucado en aquel espacio diminuto, apenas podía moverse, pero él siempre le veía sonreír desde el otro lado del cristal, cada día, cada vez que le miraba, siempre le veía sonreír.

¿Por qué sonreía?…

Todos le decían que era un antipático, pero a él siempre le sonreía.

¿Por qué le sonreía?…

Se burlaba, estaba seguro que se burlaba de él, no podía ser de otra manera, se levantaría e iría hasta allí para decirle que dejara de sonreír al verle…

Pero cuando estuvo delante, lo entendió.

Kaly