Capitulo 12, Regreso al futuro.


Hay lugares llenos de magia, donde pasan cosas tan increíbles, que por mas que intentes explicar no llegaras nunca a comprender.

Hace mucho tiempo, una mañana de octubre, descubrí uno de esos lugares.

El estanque de la vaguada.

Era una mañana calurosa, charlaba con unos amigos cuando un anciano llamo mi atención, su peculiaridad, pasear en una bici para niños, él, que rondaría los sesenta, con las rodillas tan flexionadas que pareciera un contorsionista, en realidad lo fue en su juventud, dio una vuelta al estanque, perdimos su vista unos segundos y cuando regreso, el anciano se había convertido en un niño, y ya su bici, que era la misma, no llamaba la atención pues era la bici de un niño, montada por un niño.

¿Dónde estaba aquel anciano?

Cual Benjamin Button, había rejuvenecido toda una vida, en tan solo una vuelta al estanque.

¿Qué tendría aquel agua? Desde luego, fuera lo que fuera, lo averiguaría.

Decidí llamar a un antiguo amigo, Marty McFly, a los que os pueda sonar el nombre, si, mi amigo es el dueño del Delorean de Regreso al Futuro (Back to the Future) para mis amigos bilingües.

El Delorean estaba ya algo cascadete, con lo que usando algunas ideas básicas, y la experiencia de Doc, conseguimos construir la silla de ruedas con opción viaje al pasado.

Así pues, retrocedí al pasado, a aquel dos de octubre, con cuidado de no encontrarme a mi mismo, observe desde mi posición la escena que había cambiado mi vida, nuevamente el anciano paso con su bici, y en el momento en que mi yo pasado lo perdía de vista, yo esta vez, pude observar la realidad, tras un pequeño muro, el abuelo se caía de la bici, su nieto, la cogía y la montaba, enigma resuelto.

Decidí entonces, que podría ser una buena idea, contactar con mi yo del pasado, y decirle, algunos números que podrían mejorar mi vida futura, como por ejemplo, los del euromillones, un par de quinielas, y algunos hechos con los que podría especular, en el futuro desde el cual os escribo, la frase ver volar una ballena, ya no es utópica, las personas se saludan escupiéndose en la cara, y la presidenta de los estados unidos, antes se llamaba Manolo. Y mas cosas que no os puede revelar, para mantener la sorpresa, por cierto, una nota para el Cabe del pasado, hubo juicio, fuiste a la cárcel, dos negros te violaron en la ducha y mientras intentabas huir te rompiste la espalda, ahora tu también vas en silla de ruedas.

Afortunadamente para ti, vives en el país de los minusválidos, que crearon unas chicas, en el futuro conocidas como las diosas, y en vuestra época llamadas, Paus, Elena, Lara y Cris. Aunque no son las únicas, pero, no puedo contaros todo en tan solo un capitulo y dejando de lado, que me estoy saltando el articulo numero 34-b de la Ley Española de Viajes al Pasado, que prohíbe taxativamente la revelación de cualquier hecho futuro a los habitantes de “Pasado”, si amigos, así es como os conocemos, como pasado.

Mi yo futuro quiere además zanjar una amarga polémica, no, el mundo no terminó en 2012, y lo siento, Madrid, aun no ha sido olímpica.

Perdón, me he ido por las ramas, mi yo futuro busco a mi yo pasado para ayudarle económicamente, pero los agentes del futuro me descubrieron, y me hirieron con sus pistolas de descargas, dejándome paralizado durante un largo tiempo, en el futuro la gente que es condenada por un delito, no cumple la pena en una cárcel, a raíz del “Caso Cabe” las leyes cambiaron, y los gamberros son condenados a ir en silla de ruedas durante lo que dure su condena.

Yo fui acusado y culpado de revelación de secretos de azar, y fui condenado a dos años de ir en silla de ruedas.

Fue así, como por decimosegunda vez, termine en silla de ruedas.

Kaly
This entry was posted in Why am i in a wheelchair?. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *