Tiempo extra.

Y cuando creíamos que la copa era nuestra, nos empataron y fuimos a la prórroga, así es como afronto mentalmente este tiempo añadido al estado de alarma, como una prórroga, y como tal, lo primero que necesito es reconducir la energía, debemos cambiar la estrategia y no para acabar en penaltis, vamos a ir a por ello.

Da igual lo largo que se te haya hecho el partido, ni lo que hayamos hecho durante el, ahora es otro momento, nuestro momento, cuando más se nos va a exigir como personas, porque a la prórroga llegamos agotadas, con las fuerzas justas y la moral algo baja por el tiempo extra que nos va a tocar luchar, pero cada balón que controlamos es una oportunidad de hacer gol, y si tenemos el balón nosotras, no lo tiene ellas.

Toca llevar la iniciativa, y aunque luego el golpe pueda ser duro si nos vemos en penaltis, no es momento de pensarlo, es momento de sentir que lo peor esta sucediendo y solo podemos ir a mejor.

En este partido hemos vivido las dificultades de haber permitido que la privatización llevara la iniciativa y cuando los rivales alinean recortes, pues, tienes que hacer un pressing social bien fuerte y ahogar sus ideas, porque nos jugamos algo más que un torneo, nos jugamos la vida de las personas que nos rodean, las que nos ayudan, las que nos hacen ser lo que somos, no dejes de animar a tu equipo desde la ventana, porque cuando piten el final, nos esperan en el terreno de juego para celebrar la victoria.

Kaly

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.