De una toalla.

A veces en donde se deciden las cosas se dan situaciones que desconciertan. Ese fue mi caso.

Recuerdo cuando solicité audiencia con el Ente, para explicarle que deseaba necesitar ayuda para todo, que quería ser dependiente.

Él, acostumbrado a deseos del tipo quiero ser el próximo Messi, o Rafa Mora, se sorprendió tanto de mi petición que me la concedió de inmediato.

– Pero… ¿Por qué? – me preguntó-.

– Porque quiero conocer el amor de verdad.

Y aún sigo buscando.

Kaly
This entry was posted in De.... Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *