Capitulo 2, Un mal golpe lo tiene cualquiera.


Mis compañeros de DC consiguieron pagarme unas cuantas operaciones, tras meses de dura rehabilitación, allí estaba yo, paseando por Sunset Boulevard,

De nuevo sentía las piernas, y lo que es mejor… también sentía de nuevo “eso”.

West Coas, East Coast… sentia el peligro rondar por mi cabeza, hoy estas en lo alto, pero mañana no seras nadie, decidí cuidarme y dar unas lecciones “inofensivas” de taekwondo.

El señor Miyaguitchi me usaba para todos sus ejemplos, yo era un alumno aventajado y como tal, fui con el a mi primera competición.

Digamos que los titulares tras la competición no dejaban lugar a dudas…

NEW YORK TIMES: ” Un nuevo Bruce Lee anda suelto”

NEWSWEEK: ” Desde la salchicha peleona no se ha visto nada igual”

Disfrutaba de mi gloria, cuando me tropecé con Torrebruno, doble mortal y mi espalda se quiebra contra su cabeza de enano…

Y asi fue como por segunda vez… me quede en silla de ruedas.

Kaly

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.